google-site-verification: google5fa82c038225e7dd.html

domingo, 14 de octubre de 2018

Aponogeton Madagascariensis

Aponogeton Madagascariensis

Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Alismatidae
Orden: Alismatales
Familia: Aponogetonaceae
Género: Aponogeton
Especie: A. madagascariensis

Nombre binomial: Aponogeton madagascariensis
Descripción de Aponogeton Madagascariensis

Es una planta herbácea, de crecimiento perenne, el tamaño de las hojas es variable, una hoja de la planta bien nutrida y desarrollada puede llegar a medir unos 70-80 cm y unos 15 de grueso. El grueso es variable, en algunos tipos la hoja es más ovalada, en otras más redondeadas.

Forma:

Se trata de un grupo de plantas muy primitivas que agrupa distintas subespecies o variantes, cuya característica común más llamativa de esta planta es la trama “enrejada” de sus hojas. Estas sub-especies, se diferencian en colorido, el ancho y largo de la hoja. Es una planta de gran tamaño, por lo cual requieren de recipientes espaciosos para desarrollarse, ocupando una ubicación más bien posterior en el acuario.

Aponogeton Madagascariensis

Forma de propagación:

La propagación se lleva a cabo por las semillas, por bulbos y tubérculos hija.
Una vez adquirida en forma de bulbo, éste debe dejarse sobre el sustrato SIN ENTERRAR, idealmente en un lugar que reciba bastante luz. La planta comenzará a brotar y enraizar, enterrándose sola sin ayuda, al poco tiempo se notará el bulbo prácticamente enterrado por completo en la medida que la planta sigue desarrollándose.

Si se adquiere sin bulbo, o sea, se propaga en forma de tubérculos hija, se cortan las raíces en exceso y se planta como cualquier otra planta, el crecimiento puede ser algo más lento pero en un ambiente con buenas condiciones generará su propio bulbo sin problemas.

Aponogeton Madagascariensis

Reproducción:

Si la especie se desarrolla en buenas condiciones, suele llegar un momento en que florece. Se trata de una flor muy bella, color lila y que se bifurca. Suelen aparecer con días de diferencia entre una y otra vara.
Puede lograrse la autopolinización entre flores de una misma planta, o también la polinización cruzada con otros aponogeton con la consecuente obtención de híbridos.

De las flores se desarrollan numerosas semillas que darán origen a individuos completos. También de un mismo bulbo pueden desarrollarse nuevos individuos de manera espontánea (debido al tejido meristemático indiferenciado que éste posee); para ser separados puede usarse un bisturí, cuidando no dañar el tejido del bulbo ni las raicillas.

Abono:

No necesita una fertilización especial. Se sugieren que los Micro y macro nutrientes deben estar presentes en forma suficiente. La planta es particularmente sensible a la falta de hierro, así que si se observa clorosis, es necesario aplicarle hierro, en dosis de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta del producto comercial adquirido.

Aponogeton Madagascariensis


Poda:

Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral. Si se observa un crecimiento muy espeso de su follaje, se recomienda la poda de formación, inicialmente no verá muchas hojas porque la especie crece con mediana lentitud.

Necesidades lumínicas o Iluminación:

Se dice de ellas a veces que son plantas de poca luz. Se han reportado experiencia de proporcionar luz en el rango de 3 a 5 watts por galón, dicha iluminación logra mantenerlas en excelente estado de salud y coherente con ello, se puede aplicar inyección de CO2.

Necesidades de mantenimiento:

Lo más simple es respetar sus ciclos en el mismo acuario, realizando una poda masiva de hojas cuando el individuo alcance un gran desarrollo (generalmente posterior a la inflorescencia) y el crecimiento se aprecie lento. Al dejar unas pocas hojas, comenzará un nuevo ciclo, generándose nuevas hojas.

Aponogeton Madagascariensis

Enfermedades:

Clorosis
Cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis
Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Si el bulbo sufre alguna herida o zona de pudrición, puede cortarse con cuidado respetando lo sano, y cicatrizara y seguirá creciendo si la planta capta energía en un acuario sano. 
Parámetros:

Temperatura:

15 – 25 ºC
pH:
5.5 – 8.0, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.
gH:
6-13, aguas blandas.

Condiciones del agua:

La planta se desarrolla mejor en acuarios grandes con alto flujo, sustrato rico, y con frecuencia los cambios de agua. Cualquier suciedad o algas taparán rápidamente las intrincadas hojas y hacer que se deteriore rápidamente.

Aponogeton Madagascariensis

Tipo de sustrato:

Muy recomendable grava media –baja con un sustrato equilibrado rico en nutrientes y también nos agradecerá algo de CO2. Todas las variedades de A. madagascariensis, prefieren establecerse en un sustrato pobre en materia orgánica, ya que la MO hace más compacto el sitio de plantación y la especie necesita aeraciones en el suelo con buena filtración del agua.

Zona del acuario:

El A. madagascariensis debe ser plantado en el fondo, atrás o lados traseros.

Aponogeton Madagascariensis

Dificultad del manejo:

La dificultad para el mantenimiento de esta planta de agua en un acuario se especifica como difícil. En la literatura se describe como planta de rejilla, es una planta que requiere una fase de reposo en la que todas las hojas mueren. En esta etapa, sin embargo, el tubérculo no debe secarse. Parcialmente impulsa la planta nuevamente después de tal período de calma.


Esta especie puede producir nuevas hojas durante años sin respiro, si la planta no está recibiendo suficientes nutrientes y CO2, y sigue produciendo nuevas hojas sanas, es porque hace uso de sus reservas de nutrientes en el tubérculo.

Aponogeton Madagascariensis