google-site-verification: google5fa82c038225e7dd.html

domingo, 1 de octubre de 2017

Errores comunes en un acuario


Errores comunes en un acuario

En la mayoría de los casos nosotros somos la causa de muerte de nuestras plantas de acuario debido a falta de información adecuada sobre sus necesidades.

Muchos esperan que con sólo poner sus plantas en un sustrato de grava sin nutrientes, germinarán y nunca morirán, otros deciden fertilizarlas en su afán de tener un cultivo sano, se exceden sin tener en cuenta los perjuicios que esto conlleva. 

lista de errores que debemos evitar:

Nitrógeno:

Aumenta los niveles de Nitritos, reduce la oxigenación del agua y deteriora las hojas hasta el punto de deshacerlas como papel mojado.

Oxígeno:

Siendo un elemento vital para el buen desarrollo de peces, no es muy beneficioso para las plantas. El exceso de éste elemento favorece la formación de algas y reduce el crecimiento rápido y exuberante de la planta.

CO2:

Aplicar cantidades desmesuradas de éste elemento produce asfixia o embolia en los peces ya que reduce el nivel de Oxígeno en el agua. 
Errores comunes en un acuario

Sulfatos:

Cuando aplicamos fertilizantes para las plantas, realizamos un aporte importante de sulfatos (sales), lo que indica que estamos endureciendo nuestra agua, que en algunos casos no es beneficioso para los peces. Es por esto que se hace necesario moderar la fertilización con períodos semanales o mensuales según la cantidad a aplicar. Para reducir la dureza del agua es recomendable realizar cambios parciales de agua o agregar un poco de agua destilada.
Errores comunes en un acuario

Iluminación:

Indispensable para las plantas, pero un período mayor de 12 horas seguidas no les beneficia en absoluto; sólo ayuda a la generación de las desagradables algas. Al igual que hay que tener cuidado con la exposición horaria, hay que tener en cuenta la intensidad lumínica, que debe ser de 1 Watt. por litro de agua. 
Errores comunes en un acuario


Temperatura:

No debe ser superior a 20º – 24ºC ó de lo contrario las hojas marchitarán o se desprenderán del tallo de la planta. 

Cambios de agua:

El excesivo cambio de agua perjudica a nuestras plantas en el sentido que no permite que absorban los nutrientes. Además, con cada cambio de agua estamos también modificando propiedades como el pH y la temperatura de manera brusca y repentina.
Errores comunes en un acuario

Filtración:

Debe ser moderada y a ser posible con corrientes de agua suaves. Preferiblemente no utilizar filtros de fondo. Los más apropiados son los biológicos y las cabezas de poder con control de caudal.
Errores comunes en un acuario


por falta de:


Iluminación:

Los síntomas son: Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. La falta de luz produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.

Nutrientes:

Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas. Estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).


CO2:


Crecimiento lento y poco exuberante. Poca floración y aparición de algas.

Temperatura:

Las bajas temperaturas debilitan notablemente a la planta ya que la mayoría de ellas son originarias de países tropicales.


Se observan síntomas:




Errores comunes en un acuario





Errores comunes en un acuario


Filtración:

La falta de una adecuada filtración permite la acumulación de desechos orgánicos (excrementos) y hojas secas, que al descomponerse se convierten en nitritos. 
Errores comunes en un acuario