google-site-verification: google5fa82c038225e7dd.html

domingo, 17 de septiembre de 2017

Labidochromis sp. “Hongi"




Labidochromis sp. “Hongi"


Taxonomía



Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Actinopterygii

Subclase: Neopterygii

Infraclase: Teleostei

Superorden: Acanthopterigii

Orden: Perciformes

Familia: Cichlidae

Género: Labidochromis

Especie: Labidochromis sp.

Nombre binomial: Labidochromis sp.

Descripción:

Esta especie fue encontrada en el lago Malawi (Tanzania) en 1991 y si bien se diferencia de otras especies del género que habitan el lago, hasta el momento no ha sido formalmente descripta.



Su cuerpo es fusiforme y alargado, con la cabeza puntiaguda y la frente redondeada.

Nombre común:

Hongi de Tapa Roja, Kimpuma, Kimpuma de Tapa Roja.


Distribución:


Se distribuye a lo largo de la costa de Tanzania del lago Malawi , entre Liuli y Undu Reef.


Biotipo:

Presenta el cuerpo alargado, fusiforme y robusto, característico del género.


Hábitat:


Son endémicos del lago Malawi (Tanzania): en las costas de isla de Hongi, isla de Lundo y Liuli, en la bahía de Mbamba. Habitan zonas rocosas, con poca vegetación y en profundidades entre los 5 a 10 metros.


Forma:


Presentan el cuerpo con una longitud máxima entre 11 y los 13 cm.


Labidochromis sp. “Hongi"

Alimento:



Este pez es un omnívoro

Coloración:

En su hábitat natural, la coloración de esta especie varía dependiendo de la zona que habiten en el lago, siendo la aleta dorsal desde rojiza a amarillenta.

Los machos generalmente presentan el cuerpo de color azul cielo con bandas verticales de color azul oscuro a negro y dos bandas negras en la cabeza. Asimismo presentan una llama amarillo-anaranjada en la parte dorsal de la cabeza, que se extiende hasta la aleta dorsal. La garganta presenta manchas del mismo color. Las aletas ventrales son amarillas con una franja oscura.
Los machos dominantes desarrollan ocelos en aleta anal y en la zona terminal de la aleta dorsal. Las hembras son pardas, con bandas poco notorias y aletas marrón-anaranjadas.


Labidochromis sp. “Hongi"


Comportamiento:



Se considera ligeramente agresivo y territorial, defendiendo su territorio especialmente cuando se reproduce.

Sociabilidad:

Es un pez territorial y agresivo, especialmente con otras especies del mismo género. Es importante mantener un único macho y varias hembras en el acuario. Poseen niveles jerárquicos inclusive entre las hembras.


Labidochromis sp. “Hongi"


Expectativa de Vida:

La expectativa de vida en cautiverio es de 10 años.


Diferencias Sexuales: 

Las diferencias sexuales se manifiestan en la coloración y en la presencia de ocelos en los machos dominantes. Las hembras presentan una coloración parda, con franjas poco notorias y aletas de color marrón-anaranjado. Asimismo, los machos son levemente mayores en tamaño que las hembras.


Labidochromis sp. “Hongi"


Acuario:

Requieren de acuarios grandes y espaciosos, con volúmenes mayores a 200 litros, abundantes rocas y sustrato de grava fina o arena. La iluminación debe favorecer el desarrollo de algas. Debe colocarse una roca plana para la reproducción. El acuario no debe ser plantado, ya que se comerán las plantas, y las rocas deben estar bien fijadas, ya que presentan hábitos cavadores.


Labidochromis sp. “Hongi"




Agua

Requieren de aguas sin corriente, cálidas, duras, de pH alcalino.



Dureza

Entre 10 a 20 dGH.


Nivel


Medio e inferior.


pH

Entre 7,7 a 8,6.



Temperatura

Entre 24 a 26°C.


Reproducción:


Ovíparos. Su reproducción en cautiverio es relativamente fácil. Al igual que las restantes especies del género, son incubadores bucales con cuidado maternal. Es muy común la hibridación entre especies del mismo género. El cortejo es en forma de T. El macho atrae a la hembra con vibraciones hasta una cueva, en donde ésta deposita los huevos, los cuales son fecundados por el macho. La hembra entonces colocará los huevos en su boca, sin alimentarse hasta que éstos eclosionen. La incubación dura aproximadamente tres semanas.
Luego de la eclosión, los alevines permanecerán en la boca de la madre hasta que puedan alimentarse por sus propios medios.


Los alevines pueden ser alimentados con el mismo alimento que los adultos, pero más triturado.