google-site-verification: google5fa82c038225e7dd.html

sábado, 3 de enero de 2015

EL CO2 EN EL ACUARIO



El CO2, llamado también anhídrido carbónico o dióxido de carbono: 


es un gas que está compuesto de un átomo de carbono y dos de oxígeno. Generalmente los seres vivos lo exhalamos después de respirar y es supuesta mente tóxico en grandes concentraciones. También se produce en gran cantidad con combustiones orgánicas (incendios, leña, petróleo, etc.). Las plantas, Acuáticas y terrestres, “deshacen” la molécula tomando en sus hojas a través de la fotosíntesis el carbono y liberando el precioso e imprescindible oxígeno. Es por eso que se habla tanto de plantar árboles para reducir el calentamiento global que es a causa de la gran cantidad de CO2 que flota en el aire.

En el caso de los acuarios el proceso es el mismo, como no hay combustiones por razones lógicas, el único carbono presente en el agua es el producido por los peces en su respiración, sin embargo esta cantidad es insuficiente para que una planta se pueda alimentar por lo que para proveerle el carbono que necesita, debemos inyectar CO2 de una manera externa.

La manera más cara y efectiva es a través de un cilindro de CO2, un regulador de presión y un difusor que es un aparato que se encarga de deshacer el gas en el agua.

Existe una manera casera muy popular y mucho más barata de hacerlo, para lo cual necesitamos levadura de panadero, azúcar, una botella de soda de 2 Litros vacía, una manguera de acuario y un filtro cabeza de poder.

¿Cómo se hace? Bueno, primero debemos colocar media cucharadita rasa (puedes utilizar de esas que son para pastel blanca pequeña) de levadura en la botella de soda vacía, luego añadimos 1 libra de azúcar y un litro y medio de agua del grifo, agitamos la mezcla (tienes que deshacer la azúcar y levadura completamente), la tapamos con su tapón , el cual previamente hemos perforado e introducido la manguera al centro para que pueda escapar por allí el gas, y conectamos el otro extremo de la manguera en la entrada para manguera que traen todos los cabezas de poder en su boquilla.

Lo que sucede es que al contacto con el agua la levadura se “activa” y comienza a alimentarse del azúcar, produciendo el CO2 el cual crea presión y busca salir a través de la manguera y al contacto con el chorro de agua del filtro sumergido se diluye en el agua e es atrapado por las hojas de las plantas.

Es importante señalar que pueden haber accidentes y aquí están algunas indicaciones importantes: El líquido de la solución jamás debe entrar en contacto con el agua del acuario, es decir la manguera que entra en la botella solo debe tener uno o dos centímetros atravesando el tapón porque lo único que necesitamos que viaje a través de ella es el gas producido por la levadura.

También es importante que la botella no esté colocada a menor altura que el acuario porque si se va la electricidad, la manguera podría funcionar como un sifón y vaciar el acuario. Lo correcto es que la botella esté a la misma altura del acuario y si es posible un poco más alto. En todo caso en una visita al acuario podrás darte cuenta de cómo lo hacemos. Una válvula check también es buena idea (es una válvula que solo permite el paso del aire o del gas hacia un lado, pero no hacia el otro).

Para terminar debemos tener presente que el CO2 es un gas que solo dura unos cuantos segundos en el agua y por eso necesitamos esa inyección continua. Si el agua del acuario está en movimiento en la superficie, eso hará que se pierda más rápidamente ese gas, es por esa razón que en los acuarios plantados no se colocan filtros que agiten el agua. En todo caso el objetivo de agitar el agua es oxigenarla, pero recordemos que ahora son las plantas las que oxigenan el acuario (Es la manera de la naturaleza, ¿o no?).

Otro aspecto importante es que para que las plantas hagan el proceso de la fotosíntesis, necesitan del carbono y también de una suficiente cantidad de luz. Por eso se recomiendan por lo menos 2 watts de luz por cada galón de agua como mínimo. En el acuario te pueden asesorar sobre la luz recomendada para ese fin. También es importante conocer otros aspectos como tipo de peces compatibles con plantas acuáticas, sustratos, abonos líquidos y parámetros del agua. 




EL CO2 EN EL ACUARIO