google-site-verification: google5fa82c038225e7dd.html

domingo, 28 de diciembre de 2014

ALIMENTACIÓN CORRECTA DE PECES



ALIMENTACIÓN UNA O DOS VECES AL DÍA:


Este es un aspecto que no debe ser improvisado, puesto que de una buena alimentación depende que los peces sean sanos, resistentes a las enfermedades y para una mayor longevidad de ellos. Por otro lado, la alimentación tiene efecto directo sobre la apariencia, la vitalidad, lucimiento de los colores, conformación del cuerpo, crecimiento apropiado y una buena reproducción.


POR EL TIPO DE ALIMENTO REQUERIDO, LOS PECES SE DIVIDEN EN TRES GRUPOS:



Carnívoros, son los que comen carne.
Herbívoros, los que comen vegetales.
Omnívoros, son los que comen de todo.

También es necesario saber que los peces toman su alimento en áreas específicas: en la superficie, a mediana profundidad y en el fondo del acuario, para ello están dotados anatómica mente. Ya hemos dicho que los que toman su alimento en la superficie tienen la boca dirigida hacia arriba; los que se alimentan a mediana profundidad tienen la boca horizontal y, los que comen en el fondo tienen la boca dirigida hacia abajo. Esto no es absoluto, ya que es frecuente ver a peces comer en diferentes profundidades cambiando la posición del cuerpo.


LINEAMIENTOS BÁSICOS:


Para proporcionar una correcta alimentación les doy algunos lineamientos que me parecen básicos:

No sobrealimentar a los peces
Con esto quiero decir que a los peces no hay que darles más alimento que el que `puedan consumir en pocos minutos, ya que el alimento no consumido cae en el fondo y es fuente de contaminación del acuario. Es mejor darles poco alimento que demasiado. Recordemos que” el pez por la boca muere”. Los peces sobrealimentados son muy propensos a contraer enfermedades. El exceso de alimento, además de engordarlos, puede producir les “hígado graso” que les causa la muerte. La sobre alimentación es probablemente la causa de enfermedad más fácil de prevenir.

Se considera como un aporte normal de alimento balanceado 0.35 grs. por cada 10 grs. de pez al día. Sin embargo la gran mayoría de personas proporciona una cantidad mucho mayor.

Los peces en su hábitat, por un lado desarrollan mucho mas actividad que en el acuario y, por otro no disponen tan fácilmente de alimento. En cambio en el acuario reciben comida y por disponer de poco espacio desarrollan mucho menos actividad, de ahí que muchos acuario filos aconsejan dejarlos sin alimento un día a la semana.


ALIMENTACIÓN UNA O DOS VECES AL DÍA:


En cantidades que ‘puedan consumir en cinco minutos más o menos, desde luego esta medida no es una regla infalible. Recordemos que ciertos peces son lentos para recoger su comida y otros tímidos que sólo se acercan a comer cuando los otros se retiran. Personalmente pienso que más que nada es la experiencia la que nos enseña la cantidad y veces que debemos alimentar a los peces, guiándonos por el estado de salud, vivacidad, colores y reproducción de los peces.

Los peces tienen la costumbre de acercarse al vidrio delantero ante nuestra presencia, lo cual no significa que estén hambrientos; ello se debe simplemente a un reflejo condicionado debido a que cuando uno se acerca les da de comer.


EL EXCESO DE ALIMENTO DEBE SER RETIRADO:


Para evitar la contaminación del acuario, ya que es fuente de compuestos nitrogenados y además altera el pH. Por otro lado, la putrefacción de la materia orgánica consume grandes cantidades de oxígeno, el cual es necesario para los peces.
Recordemos que los alimentos contienen un alto porcentaje de proteínas (40-50%) y lo no consumido contamina el acuario. Además favorece la aparición de algas por exceso de nitratos y los restos dañan las plantas depositándose sobre las hojas.


EL MEJOR ALIMENTO ES EL VIVO:


La mayoría contiene la cantidad y proporción de materiales nutritivos, vitaminas y minerales suficientes. Por ser un alimento natural es el preferido de los peces. La otra ventaja es que son consumidos rápidamente con verdadera voracidad y finalmente, al quedarse en el acuario no lo contaminan tanto como el alimento artificial. Solamente hay que tener cuidado de no introducir parásitos y bacterias que luego producirán enfermedades.

El alimento natural de los peces son las larvas de mosquito, fundamentalmente sean rojas, blancas o negras. Si se las consiguiera en abundancia se las colocará en un depósito cerrado herméticamente en el refrigerador. Con cierta frecuencia colocarlas en una red para sumergirlas en agua y así evitar que mueran por asfixia. Así se les podrá utilizar según las necesidades o bien desecarlas para poderlas guardar por un tiempo.

Hay peces que son herbívoros
Es decir, se alimentan de vegetales y algas. A ellos se les debe dar lechuga o espinaca, sumergiéndolas en agua hervida para ablandarlas y matar parásitos y bacterias que puedan estar en ellas. Estos peces tienen el intestino más largo que los carnívoros y los omnívoros, debido a que el alimento debe permanecer más tiempo para ser digerido.


PROPORCIONAR A LOS PECES UNA DIETA BALANCEADA;


Dieta que contenga los nutrientes en forma equilibrada, además de contener los requerimientos de vitaminas y minerales.

Un alimento balanceado debe contener entre 30 al 45% de proteínas, 10 a 20 % de hidratos de carbono y 5 a 10 % de grasas, más vitaminas, minerales y algo de fibra. Debe cuidarse de no dar en exceso proteínas ya que pueden desencadenar un síndrome de mala absorción que comienza por adelgazar al pez y termina matándolo. Los alevines precisan mayor cantidad de proteínas.


METABOLISMO:


Con este término se engloban una serie de procesos químicos que permiten el mantenimiento de los seres vivos, los peces en este caso.

En el metabolismo se distinguen dos procesos complementarios: el anabolismo y el catabolismo. Anabolismo es el proceso por el cual se asimilan los alimentos y catabolismo el proceso mediante el cual el organismo elimina los desechos.

Los componentes básicos de una buena nutrición son: proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales, fibra y carotinoides.

No sólo la cantidad de alimentos es importante sino también que estos se encuentran en proporciones adecuadas.

Los peces tienen requerimientos más bajos que los animales terrestres porque no tienen que conservar constante la temperatura del cuerpo, y por lo tanto gastan menos energía, lo mismo que para mantener su posición de equilibrio en el agua, el cual fundamentalmente está a cargo de la vejiga natatoria. Además los peces eliminan el nitrógeno en forma de amoniaco, en el 90% por las agallas con menos gasto de energía que si lo eliminaran por vía renal. Evidentemente mente una dieta con un nivel optimo de energía es importante. Tanto como el exceso como el bajo aporte son malos.

Los peces en el acuario consumen más alimento que en su hábitat natural, en el primer caso se les ofrece sin que ellos lo busquen, en el segundo caso ellos tienen que constantemente estar en busca de él. Este aspecto repercute sobre la cantidad de excrementos que elimina, cuando está en cautiverio es mayor y tiene un mayor contenido de sustancias sin digerir completamente, lo que aumenta la velocidad del tránsito intestinal y la cantidad de materia orgánica excretada que luego entra en descomposición.



ALIMENTACIÓN CORRECTA DE PECES